Para este artículo contamos con la inestimable colaboración de María Martín Parrilla, Content Manager de Mailify España, que nos contará todo lo necesario para hacer una newsletter desde cero.

Primera vez frente a una campaña de Email Marketing. Tus colegas autónomos te han dicho que hacer una newsletter es de lo más fácil, económico, y además consigues un importante retorno de beneficios en diferentes aspectos de tu empresa. De modo que buscaste de forma concienzuda cómo hacer newsletter gratis para empezar, encontraste la herramienta perfecta de mailing y cuando te sentaste frente a tu ordenador para comenzar a trabajar con ella… te diste cuenta de que no tenías ni idea de por dónde empezar.

Conocemos de sobra esa sensación. Sabemos lo que es sentirse perdido, no saber cuáles son los pasos a dar, si lo estarás haciendo bien, o si estás creando un proyecto destinado al fracaso… Así se siente cualquier persona ante aquello a lo que se enfrenta por primera vez. Imagina si, además, tu negocio está implicado en ello.

Quizás hemos llegado tarde para ti, pero te vamos a contar todo aquello que hubieras deseado saber antes de empezar a hacer newsletters. Pero también, sabemos que vamos a alegrar el día a aquel nuevo emprendedor que haya llegado a este post buscando “cómo hacer Newsletters”. A los dos: venga, sonreíd, nunca es tarde y os vamos a ahorrar un buen dolor de cabeza, ¡y un montón de tiempo!

Son diez las cosas que consideramos importantes a saber antes de empezar a diseñar o hacer tu newsletter. Echa un vistazo a aquello que no debes pasar por alto para hacer una buena newsletter en tu campaña y optimizar tu estrategia de comunicación.

1. Define tus objetivos

Sin objetivos marcados no hay proyecto alguno. Lo primero que has de hacer es definir aquello que quieres conseguir con tu campaña de email marketing.

¿Cuáles pueden ser estos objetivos? Depende de lo que estés buscando conseguir. Te damos algunas ideas de objetivos que quizás te puedan interesar y cómo la newsletter puede ayudarte:

  • Aumentar notoriedad: enviar una newsletter periódicamente puede ayudar a que tu marca llegue a un mayor número de personas y por lo tanto, la popularidad, visibilidad y renombre de la misma, aumentará.
  • Fidelización: estar en continuo contacto con tus clientes, hará que no se olviden de ti. Si envías promociones especiales a tus clientes mediante la newsletter, estos se sentirán mucho más valorados y especiales.
  • Conseguir nuevos clientes: la gran ventaja del email marketing es que te permite llegar a cualquier parte del mundo sin la necesidad de moverte al sitio en el que se encuentre tu público objetivo. Mediante la newsletter, puedes lograr captar nuevos clientes, si propones a los participantes que la envíen o compartan con otros usuarios para obtener beneficios.
  • Interactuar con los usuarios: la interacción con tus suscriptores te permite conocerlos, y por lo tanto, adaptar de una forma más precisa tus campañas y/o productos al cliente. Para interactuar con ellos, es importante permitirles un email de contacto, pero también integrar las redes sociales a las newsletters que diseñes.

2. Crea estrategias originales

El siguiente paso, una vez que sabemos nuestro rumbo, es saber cómo vamos a llegar a nuestro destino, con qué medios, qué estrategias. Se trata de dejar que salgan todas las ideas posibles que apunten (y aporten) a los objetivos marcados.

Utiliza un brainstorming de ideas. Esta técnica funciona mejor cuanto más personas participan (sin pasarse, no ha de convertirse en un caos), así que si no estás sólo en tu empresa, reúne a tu equipo e invítalos a que dejen fluir su mente. Si en cambio, te embarcas sólo en este viaje, coge papel y boli y comienza a dejar tus ideas caer a través de la tinta.

Finaliza tu brainstorming unificando conceptos y escogiendo aquellas alternativas que consideres más originales. Dale forma, poco a poco, a las estrategias que vayan surgiendo. En esta vida, conviene ser creativo, ya que existe una realidad evidente, y es que los usuarios reciben diariamente montones de newsletters en sus buzones.

3. Piensa en el copy

El contenido de tu newsletter será de lo más importante. Así que lo ideal es que con antelación, definas la estrategia que vas a seguir con ello.

El contenido ha de ser relevante y de interés para el usuario ya que este será el que te haga llegar a los mayores beneficios a nivel digital (mejorar tu posicionamiento, mejoran la visibilidad dentro de tu sector, y aumentará el tráfico a tu sitio web).

Al igual que el mensaje, el asunto es esencial que atraiga y tenga gancho, ya que de lo contrario, o se envía a la carpeta de spam, o a la papelera. Un consejo muy práctico es utilizar el nombre del usuario al que te diriges en el mismo asunto, y así llamar su atención para que entre en el email.

10 cosas que tienes que saber para crear tu primera newsletter #EmailMarketing Haga clic para Tweet

4. Organiza el cuerpo y la forma de tu newsletter

La forma o estructura que debes darle a tu newsletter es fácil. Parte de la idea que el texto importante siempre tiene que leerse en la parte superior del boletín, así, evitaremos que el usuario cierre el email si las imágenes no carga rápidamente.

Pero, ¿cuáles son las partes de una newsletter? Se pueden dividir en tres bloques:

  • Por un lado, el encabezado. Abarca toda la parte superior del correo electrónico y es más que aconsejable que contenga el logotipo de empresa, para que el cliente pueda identificarte en seguida.
  • Por el otro lado tenemos el cuerpo, que muestra el contenido de la newsletter.
  • Y finalmente el footer, donde incluiremos la información corporativa y aquellos datos que nos resulten importantes para que el usuario pueda contactar con nosotros.

Aparte de ofrecer un contenido relevante, hay otros elementos que debes cuidar. En ellos se incluyen:

  • Tipografía y colores (acorde a tu imagen de marca y web).
  • Tamaño de la letra (dependiendo de la tipografía, pero alrededor de 16 pixeles, ya que la legibilidad es muy importante).
  • Cantidad de caracteres por línea (se aconseja el uso de columnas, ya que trabajando con unos 600 px de ancho es lo más cómodo para leer y visualizar).

Otro aspecto a tener en cuenta son los botones. Cuando hagas tu newsletter, los botones, tanto CTA como sociales, tienen un papel muy significativo ya que a través de ellos, consigues visitantes en tu web y redes sociales, lo que puede traducirse en conversión. El CTA debe estar claramente visible e incitar al clic con su texto, y a poder ser, por encima de la mitad del newsletter.

En el footer, puedes añadir tus botones de redes sociales, para que nuestros clientes o clientes en potencia, puedan compartir nuestros contenidos o acceder a nuestras redes sociales.

Por último, aplica en tu footer también, la opción de baja para aquellos que ya no estén interesados en permanecer suscritos a nuestra newsletter, y asegúrate que su enlace funciona correctamente.

5. Cautivar es el camino

Si consigues llegar al usuario, quédate tranquilo porque ya es tuyo. Pero te advertimos, no es tarea fácil conseguir impactar, aunque, tampoco todo está inventado, por lo tanto, no es para nada imposible.

No tengas miedo de salirte del molde; cautiva a tus usuarios saliendo del patrón, siendo original, ofreciendo algo distinto a la mayoría en el diseño de tus newsletters.

6. Identifícate desde el principio

“No abras a desconocidos” me decía mi madre cuando de pequeña me quedaba sola en casa. Tal y como ya te hemos dejado caer, es completamente necesario que tus suscriptores sepan quién eres, ya que esto les aporta confianza. Por eso, nuestro consejo es que digas quién eres, a ser posible, ya desde el asunto.

7. Utiliza las Redes Sociales como aliadas

También te lo hemos dicho anteriormente. Incluir los iconos de tus redes sociales a la hora de hacer newsletters tiene un doble objetivo: por un lado, conseguir que cada vez más gente te conozca, y por el otro lograr mayor interacción.

Las funciones de las redes sociales han sabido complementarse con el uso de las newsletters, de modo que no pierdas la oportunidad de aprovecharte de los beneficios de ambas herramientas de comunicación.

Las #RedesSociales son las mejores aliadas cuando hacemos Newsletters Haga clic para Tweet

8. El móvil lo es todo, piensa en Responsive Design

Según algunos estudios, hoy en día consultamos más nuestro teléfono móvil que nuestro ordenador, en general, pero también a la hora de revisar el correo electrónico.

La tasa de apertura a través de dispositivos móviles no deja de crecer, así que sería una tontería no hacer newsletters con un diseño responsive, es decir, adaptado a cualquier tipo de dispositivo.

Si tu herramienta de email marketing es Mailify, tienes la ventaja de poder contar con más de 850 plantillas gratuitas y responsive, para que puedas optimizar tus newsletters al diseño móvil, o bien crear un diseño responsive a través de la extensión EmailBuilder integrada ya en la herramienta.

9. No uses el "gratis", "regalo" u otra palabra SPAM

Existen algunas palabras “prohibidas”, no recomendadas a utilizar a la hora de hacer una newsletter. El motivo es, la terrible etiqueta del spam que tanto amenaza a las newsletters. Del destino de tu campaña (Carpeta de Spam o bandeja de entrada) dependerá muchísimo el éxito de tu campaña.

Las “spam words”, o palabras prohibidas en el asunto de cualquier newsletter, pasan por aquellas que expresan de una forma muy obvia gratuidad, descuentos, exageración o lucro, tales como: 100% gratis, regalo, ahorra, dinero extra, gratis, compra, urgente, asombroso,… etc. Al igual que las mayúsculas o los signos de exclamación o interrogación, que también te penalizarán.

10. No incluir "enlace de baja" puede dañar tu negocio

Para hacer newsletters, también has de cumplir con la ley.

Tus contactos merecen respeto, y tu negocio también, así que no lo arruines todo maquinando artimañas para conseguir una base de datos que sólo te traerá problemas en el futuro. Tu reputación está en juego, así que más vale que todos tus contactos te hayan dado su consentimiento para recibir newsletters.

De la misma forma, es completamente obligatorio que se ofrezca en la newsletter la opción de prescindir de ella. Al igual que tú puedes dar de baja a aquellos usuarios que se mantengan inactivos.

Si trabajas en la construcción de tu base de datos de una forma reglamentaria, y eres paciente, podrás recoger tus frutos. Piensa siempre que no nos interesa la cantidad de suscriptores, nos interesa la calidad, así que ¡no te compliques!. En este sentido, el uso de herramientas de email marketing como Mailify se vuelve toda una ventaja, ya que muchos de estos procesos se encuentran automatizados.

Conclusiones

En resumen, hacer una newsletter efectiva sin ser un experto es completamente posible, pero hay que poner ganas y ser constante en la tarea. Y seas un veterano o no, conocer estas diez cosas te hará mejorar tus campañas en calidad y efectividad. ¿Te han servido estos consejos? ¿Tienes algún otro que contarnos a través de tu experiencia? Estaremos encantados de leer tus comentarios.

4 Comentarios

  1. Fantástico análisis, no te has dejado nada en el tintero. Da gusto leer a personas verdaderamente apasionadas con el marketing. La era digital está siendo una auténtica revolución para este mundillo y cada día hay una oleada de cosas nuevas por aprender. Por eso es genial poder darse un paseo por blogs como este y afianzar conocimientos 🙂

    Un abrazo y gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here